Sistemas Politicos to the contemporaneous


February 15, 2009, 10:23 pm
Filed under: Uncategorized

-¿Y ahora qué le pasa?

-Me siento frustrado.

-Yo también, pero, ¿por qué dice eso?

-Por lo estresante y complicado que puede llegar a ser la burocracia, y lo complicado que puede llegar a ser escribir sobre ella.

-¿A qué te refieres?

-Sí, ya sabes, partidos políticos, sistemas unicamerales, bicamerales, federalismo, centralismo y demás.

-¡Bahhh!, qué tan complicado puede llegar a ser.

– ¡Já!, podría, en ese caso, explicarme con peras y manzanas el federalismo.

-Uhmm…es cuando, cuando…Ok, no tengo la más mínima idea. ¿Sería tan amable de explicármelo?

Por supuesto, al menos lo intentaré. El federalismo es un sistema de varios Estados en el cual cada uno se rige por reglas propias, pero a su vez, están sujetos al reglamento y ciertas decisiones del gobierno central.

-Ok. Pero, ¿cuál es el punto, no sólo se pagarían sueldos innecesarios a funcionarios públicos?

– El mayor propósito del federalismo es la descentralización del poder; por ello cuenta con los regímenes locales y federal. ¿Bastante interesante, no cree?, además el federalismo cumple  trabajos simultáneos: protege a las minorías,  integra a las sociedades y  lograr una sociedad homogénea.

-¡Claro!, creo que voy entendiendo. Pero, ¿qué no se hace un poco más complicado que tener el poder concentrado en un sólo lugar?

Vaya, se ve que realmente lo estás comprendiendo. Así es, el tiempo que el gobierno de la región  tarda en comunicarse con el gobirno federal puede llegar a retrasar los procesos jurídicos y  resta  efectividad al sistema político.

-Entonces no hay duda: el sistema, cómo se llama…ah sí, centralista, es mejor, ¿no?

-Mmm…No necesariamente, imagínate: a diferencia del sistema centralizado, el federalismo logra una distribución del territorio, de esta manera puede mantener el control de los temas de interés de cierto grupo social. Así, cada región tiene cierta autonomía sobre sus propios códigos básicos como el civil, penal o el régimen fiscal. Piénsalo un poco, tómate unos segundos.

-Touché, pero me pregunto. Si eso puede crear competencia entre los Estados, digo, me dices que tienen cierta autonomía ¿qué no esto se los permitiría?

-Claro que se crea competencia. Y esa “competencia” de la que habla, ha sido una de las grandes controversias del sistema federal. Las regiones más eficaces serán las que atraigan a las compañías y, con ellas, inversiones para la mejoría en la economía de la región. Desafortunadamente se compite reformando las leyes estatales de manera menos restrictiva, y así las industrias y empresas elijen ese lugar. Y bueno, pensemos en una empresa transnacional o nacional: primero tienen que pasar los estatutos federales y después tienen que cumplir con los requisitos estatales. También existe cierta controversia en otras cuestiones. Se llegan a crear aranceles entre los Estados los cuales establecen barreras que solamente dificultan la circulación de bienes y servicios.

Pero imagínate lo complicado que sería para un gobierno centralista mantener satisfechas a todas las diferentes regiones del Estado, en un país de gran extensión.

-Mmm, en estos días con la tecnología, ¿una llamada telefónica no sería suficiente?

-Con una descentralización del poder, la cercanía del pueblo con el gobierno mejora los resultados, desde un incremento en la rendición de cuentas, hasta limitar los actos de corrupción. Dicha cercanía, permite al ciudadano conocer a sus representantes y crear la sensación de que la administración local puede expresar al gobierno federal las necesidades de la región, incrementando la participación de la ciudadanía en la vida política.

– Es cierto, cuántas veces he votado por personas que ni siquiera conozco su segundo apellido. Pero entonces, si es tan efectivo, ¿por qué no todos los países lo adoptan?

Los sistemas políticos viven de los resultados, cuan más efectivo sea, más naciones irán adoptándolo para lograr llegar a la utopía del estado. En el mundo moderno todo evoluciona, todo avanza y se perfecciona, no es la excepción con los sistemas políticos, ninguno tiene garantizada la inmortalidad, se necesitan adaptar, a los cambios ya que al final, los sistemas políticos viven de los resultados que pueden llegar a obtener por los ciudadanos que se encuentran bajo ese gobierno.

Otros Estados han obtenido resultados positivos bajo otro tipo de regímenes gubernamentales, no habría la necesidad de cambiarlo. Todo depende del pueblo al que se gobierna.

– Y, ¿cuál crees que sea el mayor problema del federalismo?

-El mayor problema que se le puede encontrar al federalismo puede ser la competencia no sólo entre los estados, también entre el gobierno central y el gobierno regional para poder obtener más libertades y una mayor autonomía. En el federalismo la cooperación es necesaria para poder nivelar el lento proceso jurídico que maneja el federalismo.

-Magnífico, pues como todo tiene sus cosas buenas y malas pero… ¿cuál sería tu bala de plata?

-El manejo de cierto sistema político depende más que nada del contexto histórico y social. Francia por ejemplo: gracias a su extensión territorial y a su cultura homogénea, maneja un sistema de gobierno centralizado, donde la autoridad puede mantener un orden y satisfacer las necesidades del pueblo en las diferentes regiones del país. Algo muy diferente sucede en Estados Unidos, país que puede considerarse como el mejor ejemplo del federalismo, en donde cada Estado tiene mucha autonomía.

Las democracias centralizadas terminan olvidando su rol fundamental: tomar en cuenta las necesidades de la poblacion en las diferentes regiones del Estado existiendo. Con la posibilidad de provocar descontento en la ciudanania. Además, con el centralismo la tiranía se encuentra a la vuelta de la esquina, no existe un seguro contra este posible evento puesto que el poder está concentrado en un sólo lugar.

-¿Tiranía, creo que esta exagerando?

-Bueno, ¿absolutismo?

-Mejor…continúe

Los dos sistemas son efectivos, el gobierno elije uno dependiendo de la situación social e histórica en la que se encuentre el Estado. Son muchos factores a tomarse en consideración, pero de algo estoy seguro: con ambos una nación tiene la oportunidad de superarse y perfeccionarse.

Me parece que no sabe nada. Creo que me está timando.

– Lo escucho.

-La verdad, no estoy de acuerdo con usted.

Lo que me importa…


Datos, bibliografía y demás


Alejandro Navarro Arredondo, 20 de abril de 2006, Cámara de diputados, Sábado 14 de febrero del 2009
<http://www.diputados.gob.mx/cesop/Comisiones/d_federalismo.htm>

Alberto Benegas Lynch, 28 de mayo de 2008, El Cato Institute, Sábado 14 de febrero del 1009
<http://www.elcato.org/node/3370>

Suprema Corte de Justicia de la Nación, mayo del 2005, UNAM, Instituto de Investigaciones Jurídicas, 15 de febrero del 2009
<http://www.scjn.gob.mx/NR/rdonlyres/9E011AD5-5C3B-4C0D-8FFF-D04545577F9A/0/ElFederalismo1.pdf>

Keith S. Rohen, sabado 14 de febrero del 2009, Universidad de Miami
<http://www.bibliojuridica.org/libros/1/113/36.pdf>

José María Serna de la Garza, UNAM, Sábado 14 de febrero
<http://info5.juridicas.unam.mx/libros/libro.htm?l=348>

Caballero, Gonzalo, 2009, `Hacia una teoría de la dinámica institucional de los federalismos.´ Revista Española de Investigaciones Sociológicas, N.º 125pp. 131-146

Harold J. Laski, 3 de mayo de 1939, The obsolescence of federalism, 367-369

Advertisements

1 Comment so far
Leave a comment

“- lo que me importa…”

Frase de calibre Shakespereano.

Esta de lujo tu nuevo formato Paco me encanto jajaja

Comment by J. Calvillo




Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s



%d bloggers like this: